Ir al contenido principal

Batman vs Superman



Cuando salí de las salas de cine hace unos años, después de ver Man of Steel, tenía el firme propósito de escribir sobre lo mucho que me gustó la película. Bueno, pasó el tiempo y no lo hice, y si lo hice ya no me acuerdo y me da lata buscar. Disculpen mi desfachatez.

Así que luego de ver Batman vs Superman, no me quedaba de otra que saldar la cuenta. Y más luego del aluvión de malas críticas que tuvo la película. Injustificadas a mi humilde entender.

Batman vs Superman es un blockbuster. No tiene intenciones de ser una obra maestra del cine (eh, las de Nolan son buenas, pero no jodan, que casi arruinaron la continuidad del universo gótico tanto en TV como en comics). Y para ser una película de juntar vacas para la taquilla, está muy bien. De hecho, está genial para cualquiera que haya crecido viendo las series animadas de Warner, que haya disfrutado a Bruce siendo el mejor amigo de Harvey antes de ser Doble Cara (afroamericano). Para cualquiera que haya despertado la mañana de los sábados para asistir a ver a Clark Kent (morenito) investigar su propia muerte, o a Luisa Lane con su fríos ojos azules cazando a Lex Luthor pelón y megalómano. Es una delicia pensando en La liga de la Justicia y La Liga de la Justicia Ilimitada, con todos esos héroes, llenos de defectos y de virtudes, disfrazados con la última tendencia en cortinas rebajadas o banderas si uno tiene imaginación. Pensando en que en un universo paralelo al nuestro hay metahumanos con superpoderes.

Y si, uno delira viendo a la Wonder Woman, misteriosa, hermosa y delicada… dando sopapos a diestra y siniestra.

A cualquiera que vaya al cine sin pretensiones medio energúmenas, le vaticino unas horas geniales. Allí están nuestros héroes y nuestros villanos, ahí hay locura y redención, ahí hay amor, desesperación y coraje. Y consecuencias.

“Este mundo no te deja ser bueno”, dice en algún momento uno de los protas.

Y la cosa real es que a veces sí te deja, pero hay que tener espalda para bancársela, porque somos responsables de cada decisión que tomamos.


¡Besos a todos!

Comentarios

  1. Me alegra mucho pillarte por estos lares otra vez, que mucho ha pasado desde tu último post. Extraño tus textos y tu visitas a mi Cubil; quizás lo que más echo de menos es tu visión femenina y feminista de fangirl culta.
    Por otro lado, escogiste un "polémico" filme para regresar, que me agradó y al cual también le dediqué su espacio en mi propio blog (sigues teniendo un gusto refinado, je).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, gracias! Mirá que si no me dejabas ese comentario, de haragana no escribía el post.
      Gracias! Pronto me doy una vuelta por tu blog ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Juego de Tronos y el sexo.

"Tenemos sexo porque nos conecta con la pareja, sentimos y nos gusta. A menudo, el placer se ve como algo malo y sin embargo, es lo que todos buscamos."
Alessandra Rampolla, sexologa.

Desde que salieron los primeros promocionales de la serie “Juego de Tronos” surgió en mí una inquietud en la que no había ahondado realmente, hasta toparme en Asshai con seguidores que reclamaban en uno de los hilos del foro, que las escenas de sexo y los abundantes desnudos eran innecesarios para contar la historia de la Saga de “Canción de Hielo y Fuego”, que como desde luego ya saben, tiene a G.R.R. Martin como autor.
Me sorprendió esto, debido a que en el libro no escasean las escenas de esa índole, que aparecen con tanta naturalidad como las descripciones que el autor hace de los platillos que se degustan en Poniente o la gama de bebidas con que los personajes ahogan sus penas o las festejan. Pero una cosa son los libros y el mensaje literario, y otra muy diferente, ver plasmado en personaj…

"Orgullo y prejuicio"

"Todo es preferible a casarse sin amor"

Jane Austen.

Jane Austen siempre me ha llamado la atención, desde que una vez me topara con una de las adaptaciones de sus obras en el cine. La película se llamaba “Sensatez y sentimientos”, y me llevó a investigar sobre esta autora, de la que confieso, he leído un poco más sobre su vida, de lo que he leído sus novelas.

Hace poco me hice con un volumen de “Orgullo y prejuicio”, que junto con “Sensatez y sentimientos”, “Emma” y “Persuasión”, ha tenido adaptaciones en el cine, la televisión y el teatro. Aunque de sus seis novelas, la más popular siempre ha sido la que da título al post de hoy.
La existencia de Austen fue relativamente tranquila, aunque sus últimos días fueron consumidos por la enfermedad de Addison. Estar enferma, según sus propias palabras, era una peligrosa concesión a su “edad”. Murió joven para nuestros estándares actuales, apenas a los 41 años. Quedan registros de su padecimiento, gracias a las descripciones que lleva…

Hablemos de BRIENNE

Hay spoilers.
Me gusta este personaje, como ya les he dicho.
No fue amor a primera vista, me costó bastante comprender a esta sufrida criatura nacida de la tormentosa mente de Martin , pues el primer acercamiento que tuve fue el de la serie y allí ese “Oh, es una mujer caballero” me interesó, pero no me impresionó. Creo que caí en el prejuicio de “la mujer guerrera  no necesita dejar de ser mujer para entrar al mundo de los hombres”, que a simple vista es lo que desafía Brienne, La Doncella de Tarth. Es la primera impresión y es totalmente errónea, porque lo que se intuye es la concepción superficial de que no debería dejar de verse como mujer, no el dejar de serlo.

Brienne recoge fragmentos de heroínas antiguas, como la mítica Atalanta,  cuyo rasgo compartido (el mas significativo) ha sido jurar que solo se desposaría con el hombre que pudiera vencerla. Esta tarea no resultó fácil en el caso de la virgen griega, y no sabemos si llegará a cumplirse  con la guerrera Brienne (será que …