“-Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca-protestó Alicia.
-Oh, eso no lo puedes evitar -repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca? -preguntó Alicia.
-Tienes que estarlo afirmó el Gato-, o no habrías venido aquí.”

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll.

domingo, 16 de agosto de 2015

Madness.


¡¡¡Hola, hola!!!

He vuelto.

Bien, no tengo las manos vacías. Traigo una linda recomendación para estómagos fuertes y cerebros ágiles. O bueno, para cualquiera que le guste atragantarse con pororó (llámese pochoclo o palomita de maíz en otros lares).

Tratando de recuperarme del WTFFFFFF(¡!) de GOT, y del WTF menor de Avengers (Natasha-eyeroll-seriouslly?), fui a refugiarme en los brazos de  Lucy, Mad Max, Babylon 5… Eh? Sí, Mad Max.

Recuerdo vagamente haber menospreciado Mad Max (1979), sin entender qué tan excitante era una película con arena, autos viejos y el típico héroe con familia que busca venganza. Ahora pienso que si la veo de nuevo estaré apuntando con dardos que alerten “mujer en el refri” con voz de computadora y luces de sirena.

Recuerdo haberme divertido más con el gore y el frenesí de la segunda, Mad Max: The road warrior. Las niñas no deberían ver esas cosas. Definitivamente, je je.

Luego llegó la tercera, y todo lo que podía pensar era en lo aburrido que es tener a Tina Turner y Mel Gibson y no hacer la escena de sexo más hot de todos los tiempos. Mas je je ¿Algún problema con el racismo o QUÉ?

O sea, yo tenía un concepto diferente con lo de Mad Max: Beyond Thunderdome.

¿Y entonces por qué diablos ir al cine a ver la cuarta?

Por esto.

tomhardyvariations.tumblr.com 

Sí. También tengo hormonas. Sí. Los hombres pueden ser objetivados. A dónde ha llegado la humanidad…

Bueno, voy a contar la verdad. Estaba un poco consternada por lo de la Viuda Negra y esa historia tan insulsa en Avengers: Ultron´s Age (a pesar de mi shipp imaginario Bruce/Natasha volviéndose realidad y a pesar del Paul Bettany y mis ríos de hormonas fangirl), y navegando aquí y allá leí que Mad Max: Fury Road era genial… y que los grupos de derechos masculinos (¿ en qué universo vivo?) iban a sabotearla por tener una agenda feminista… y yo quedé con cara de … no puedo decirlo de otra forma: ¿EN QUÉ UNIVERSO VIVO????

Y bueno, que más hacer que correr al cine sin culpa y ver de qué se trataba. Todo lo que puedo decir es que es la cosa más sicodélica que he visto en largo tiempo. Y sí, es una plétora de metáforas que están allí para ser tomadas, si uno quiere, o ignoradas si uno quiere también. Porque no es una película que pretenda  enseñarte nada. Es arte en cada maldito fotograma, gore, absurdo, mortificante, violento y minimalista. No va a enseñarte nada que ya no sepas.

Max es Max (Tom Hardy), huyendo de la maldita mujer en el refrigerador. Y su contrapartida femenina, Imperator Furiosa (Charlize Theron), está allí, corriendo en dirección contraria, embistiéndolo con su propia historia, con su propio ser imperfecto y no sexualizado (que no es lo mismo que asexualizado).

¿Quieren héroes buscando redención? Hay dos. Hay seis. Hay siete.

¿Quieren imágenes potentes con subtexto? Las hay. Sutiles alegorías u obvias en su crudeza. Si uno tiene estomago puede testificar ríos de leche materna, placentas metafóricas, cordones umbilicales, llantos de nacimiento y renacimiento, o de muerte y resurrección, en medio de testosterona suicida. Max, Imperator, Splendid, Capable, Toast , The Dag y Nux, están allí para ser víctimas de la locura del gran villano Inmortan Joe y para liberarse de su yugo.

Dirige George Miller, ese loco que también hizo Babe.

Recomendada. Y si les parece que fumé algo lean esto. Es más inteligente y racional.

www.nytimes.com 

PD: En el bus de regreso a casa alguien manoseó a mi hermana.

Seee, éste es el universo en que vivo.

Bye-bye.