“-Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca-protestó Alicia.
-Oh, eso no lo puedes evitar -repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca? -preguntó Alicia.
-Tienes que estarlo afirmó el Gato-, o no habrías venido aquí.”

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll.

viernes, 3 de abril de 2015

Such fun, Miranda, such fun




Quiero recomendarles una serie muy divertida. Consta de solo tres temporadas con un total de veinte capítulos, pero en ellos desborda la imaginación, la diversión y las carcajadas.

Les hablo de Miranda Hart.

Esta sitcom británica o comedia de farsa (según su misma autora) vio la luz allá por 2009, escrita y protagonizada por la comediante originaria de Torquay , Devon , Miranda Katherine Hart Dyke, mejor conocida como Miranda Hart .

En cada capítulo observamos las peculiaridades de la vida de esta mujer fuera de lo común, pues Miranda sobresale notablemente a pesar de que la naturaleza se empeñó en no favorecerla en casi nada. Con una altura de metro ochenta y cinco, una complexión bastante gruesa y una cara un tanto “frey”, es más fácil confundirla con un “sir” a primera vista. Y tal vez a segunda. Además de eso, su cualidad más natural es la torpeza ilimitada y la diarrea verbal. Por si fuera poco tiene treinta y cinco años, está completamente soltera y medio desempleada (después de gastar toda su herencia en una Tienda de Bromas, que para evitar atenderla contrató a su mejor amiga como encargada).

Y ustedes dirán, pero esa debe ser la receta de una tragedia… y no, che, al revés, Miranda afronta cada situación con una actitud disparatada y entusiasta y nosotros no podemos más que dejarnos llevar y reírnos a carcajadas, hasta que los ojos se nos llenen de lágrimas. No es que la propuesta sea excesivamente original. Hay muchas situaciones que se saben cómo clásicos de comedia y otras que ya han servido de argumento para recrear varias historias, pero lo que hace única esta serie es que no da tregua con la comedia, cada segundo es un gag, un chiste, un situación que desemboca en el ridículo de forma inminente, y no se detiene en las consecuencias sino que avanza, al siguiente sketch, a la siguiente carcajada.

Los personajes a primera vista también llenan el manual. Está Gary ( Tom Ellis), el mejor amigo-interés amoroso-buen mozón con el que sabemos que Miranda va a curar su soltería. Igualmente tenemos a la madre (Patricia Hodge), sobre protectora y mete-en-todo, tratando de arreglar citas amorosas y entrevistas de trabajo, con un descaro del que se avergonzaría la madre ficticia de aquella conocida serie de Ellen DeGeneres.

También conocemos a Stevie (Sarah Hadland) la mejor amiga de Miranda, una pequeña rubia, guapa y lista, para contrastar con la protagonista y al mismo tiempo acompañar sus más locas aventuras.

Completan el elenco otros secundarios tan simpáticos y esperpénticos como el elenco principal, además de los invitados que aparecen para dotar de más colorido los capítulos.

Gimnasios, escuelas de danzas o idiomas, tiendas de novias y de travestis, fiestas de beneficencia, baby showers, citas a ciegas, caminatas en el parque, habitaciones de hotel o convenciones, no importa el lugar, probablemente algo saldrá increíblemente mal si está Miranda, y de igual manera moriremos de la risa.

Y ese es el objetivo final para nosotros. Como diría Mamá Hart: “ Such fun, Miranda, such fun”.





4 comentarios:

  1. No tenia idea de la existencia de esta serie, a la que me apunto, pues desde que tuve la buena suerte de encontrarme con tu blog, me quedó claro tu buen gusto. Además las producciones británicas son bastante buenas en realidad y son de mi agrado (lo único que no les perdono, es esa "osadía" de llamar series a esta miniseries, pues con tan pocos episodios por temporada, apenas alcanzan a esbozar un desarrollo dramático como bien sucede con los programas gringos),

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elwin, que gusto tenerte por acá :)

      Creo que estoy enamorada de los productos de BBC, vi Wolf Hall y estoy siguiendo a Peaky Blinders, son geniales en verdad.

      Creo que estoy siendo notablemente partidaria de poco es mejor, porque Peaky tiene un excelente desarrollo con tan solo 6 capítulos, y me temo que muchas series gringas podrían contar mejor sus historias en la mitad de capítulos que se les otorga en aire, creo que evita la paja XD
      Es un pena que Miranda no quisiera continuar con el show, pero bueno, al menos tengo el rewatch.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Yo la vi, hace ya un tiempo, y realmente es genial. Es una de mis series británicas favoritas, junto con "Skins" y "My mad fat diary".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! "nolovoyapensarahora" me encanta que pases por acá! Yo tambien soy fan de "My mad fat diary". Me han recomendado "skins" también.
      Por favor, sigue participando, que gusto ;)

      Eliminar