Ir al contenido principal

El planeta de los simios


Cesar.

La vez pasada fui a ver la última película de El Planeta de los Simios, y me gustó lo suficiente como para escribir sobre el asunto. Así que revivo un poco el blog, para que no parezca que dejo que se llene de telarañas.

La saga inicio con la novela homónima escrita por Pierre Boulle y publicada por primera vez en francés por la editorial Julliard en la década de los sesenta.

A finales de esa misma década fue adaptada al cine en la película dirigida por Franklin Schaffner. Todo el mundo debe recordar a Charlton Heston, vestido de Tarzán, y aquel final con la Estatua de la Libertad tomando a todos por sorpresa. Según la wikipedia, el impacto de la película generó numerosas secuelas, series de televisión, un remake, un reboot y varias series de cómics cada vez más alejados de la obra original (como se espera de las adaptaciones).

La distopía de un mundo dominado por otra especie había fascinado al espectador.

Yo llegué a ver la que dirigiera en 2001 Tim Burton. Definitivamente no fue lo que esperaba y entendí por qué muchos se habían decepcionado. Tal vez no ayudó que al director le dieran miedo los monos. Por mi parte, creo que estuvo pasable, con Mark Wahlberg, Tim Roth y Helena Bonham Carter, como parte del elenco principal.

Ari

Obviamente me enamoré de Ari, papel interpretado por Helena. Mucho dice de una actriz que disfrazada pueda hacer sentir tanto con los ojos.

En 2011 se estrenó Rise of the Planet of the Apes y en 2014 Dawn of the Planet of the Apes. Que tiene de diferente esta nueva serie de películas con respecto a las anteriores?

La perspectiva con que son narradas. Ya no es la visión humana simplemente, no es la tragedia de la extinción o la humillación del declive. Se vive este surgimiento de un nuevo orden a través de la óptica de los nuevos herederos de la Tierra. Son los simios quienes se vuelven verdaderos protagonistas y no solo los villanos de la historia.

Eso es lo curioso con la buena ciencia ficción. Le gusta hacerte creer que solo vas a pasar un buen rato, y luego, cuando te tiene atrapado, te parte la cabeza en dos y te obliga a pensar.

Nos adentramos en la primera parte de la historia a través de los ojos de Cesar, un simio nacido en cautiverio, y cuya madre había sido parte de experimentos genéticos mientras lo tenía en su interior. Así que al nacer, básicamente él estaba ya un paso adelante en la evolución de su especie. Es obvio que está hecho para gustarnos, es el héroe en el sentido más tradicional, aunque con un poquito más de cerebro que la mayoría. James Franco da una excelente contrapartida humana, como padre adoptivo y mentor.

Cuando llegamos a Dawn of the Planet of the Apes estamos frente a un escenario post-apocalíptico. Los virus utilizados en los experimentos con simios mutaron al punto de provocar una epidemia entre los humanos. No hicieron a la gente más inteligente lastimosamente, decidieron hacer lo usual, matarla. Los sobrevivientes, al parecer, resultaron ser genéticamente inmunes. Pero quedaron en grupos reducidos, diezmados y aislados por la enfermedad.

Cesar mientras tanto pasa sus días en una postal de National Geographic. La descripción de los albores de la sociedad simia está increíblemente elaborada, siendo, casi sin temor a equivocarme, lo mejor de la película. A quien engaño? Todos los segundos donde aparece algún simio es una delicia. Andy Serkis y los infernales efectos especiales hacen que Cesar cobre vida. Ni por un instante uno lo ve y puede dudar que sea un animal. Ni por un instante uno puede mirarlo a los ojos y dudar que sus emociones sean humanas.

Probablemente corresponda al héroe maniqueo, en un principio, y sean entonces los humanos los que aporten la gama necesaria de gris. Pero uno quiere que los dioses estén del lado de Cesar y que la patota de humanos deje de estorbar en la pacífica vida de esa cuasi tribu que lidera.

Lo más flojo de esta segunda entrega tal vez sea la contraparte humana, que ya no es tan carismática como en la primera. Jason Clarke, no da la talla como la conexión entre ambos mundos y aunque tenemos a Gary Oldman como el líder del último reducto humano en la zona, todavía está disfrazado del Comisionado Gordon, y no llega a impactarnos en toda su envergadura.

Por último tengo que mencionar a Kova, el segundo al mando de Cesar. Este pequeño monstruo nació para producir terror en el corazón de los hombres, literalmente. Es un personaje polarizado también, pero no por ello carente de cierto carisma malévolo.

Así que en dos muy buenas películas, tenemos el surgir de una especie y el declinar de otra, en medio de un mundo hostil, poblado de temor e incertidumbre, donde la única cosa cierta y real es la lucha por la supervivencia.

Al final ya no hay buenos y malos. Al final, siempre queda el gris, en medio de las cenizas que siguen al fuego de la destrucción.

Cesar y su segundo hijo.

Comentarios

  1. Después de la de Tim Burton (que me gustó harto) cerré la puerta de esta franquicia. Me quedé con Helena Bonham Carter disfrazada de mona. Esa mujer es incapaz de una mala actuación. Recuerdo con mucho cariño las de Charlton Heston, pero la verdad es que en estas distopias yo siempre he tomado el partido de los simios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no ví la primera-primera... tal vez algún día, aunque me gustaría leer el libro.
      Yo shipee mucho a Ari y a Leo jaja XD
      Sinceramente pocas espectativas tenía con las recientes, pensé que solo iban a estar basadas en historias de acción, como estan de moda, pero no, conmueven mucho. Son tiernas y dolorosas, hechas para el publico en esta era donde se habla mas sobre el sufrimiento animal y etc. Te las recomiendo :)

      Eliminar
  2. No tengo visto nada de esto, ché... pero si me decís que está Andy Serkis te creo lo del ser que está a caballo del hombre y del mono, porque lo que transmite ese actor es fenomenal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amé a Cesar! Si sigue con esta calidad, ojalá hagan cuando menos un par mas de este nuevo reboot ;)

      Eliminar
  3. ¡Qué gusto saber que hay Deliriosdeladama post GOT! Como siempre, me es un gusto leerte, siendo que además veo que seguimos compartiendo gustos. Como a ti, también me fascinaron mucho estas cintas y al igual la de Burton. Te cuento que de niño vi la primera versión, la del 68, y me produjo pesadillas; ya en plena universidad tuve el gusto de comprarme y leer la novela, la que te recomiendo mucho. Ojalá escribas más seguido por acá. Cariños desde un país hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gusto tenerte por acá!
      Bueno, este blog es GOT-ASOIAF- temático, nada que hacer.
      Pero también me fijo en otras cosas! Conste! Muchos besos!
      XD

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Juego de Tronos y el sexo.

"Tenemos sexo porque nos conecta con la pareja, sentimos y nos gusta. A menudo, el placer se ve como algo malo y sin embargo, es lo que todos buscamos."
Alessandra Rampolla, sexologa.

Desde que salieron los primeros promocionales de la serie “Juego de Tronos” surgió en mí una inquietud en la que no había ahondado realmente, hasta toparme en Asshai con seguidores que reclamaban en uno de los hilos del foro, que las escenas de sexo y los abundantes desnudos eran innecesarios para contar la historia de la Saga de “Canción de Hielo y Fuego”, que como desde luego ya saben, tiene a G.R.R. Martin como autor.
Me sorprendió esto, debido a que en el libro no escasean las escenas de esa índole, que aparecen con tanta naturalidad como las descripciones que el autor hace de los platillos que se degustan en Poniente o la gama de bebidas con que los personajes ahogan sus penas o las festejan. Pero una cosa son los libros y el mensaje literario, y otra muy diferente, ver plasmado en personaj…

"Orgullo y prejuicio"

"Todo es preferible a casarse sin amor"

Jane Austen.

Jane Austen siempre me ha llamado la atención, desde que una vez me topara con una de las adaptaciones de sus obras en el cine. La película se llamaba “Sensatez y sentimientos”, y me llevó a investigar sobre esta autora, de la que confieso, he leído un poco más sobre su vida, de lo que he leído sus novelas.

Hace poco me hice con un volumen de “Orgullo y prejuicio”, que junto con “Sensatez y sentimientos”, “Emma” y “Persuasión”, ha tenido adaptaciones en el cine, la televisión y el teatro. Aunque de sus seis novelas, la más popular siempre ha sido la que da título al post de hoy.
La existencia de Austen fue relativamente tranquila, aunque sus últimos días fueron consumidos por la enfermedad de Addison. Estar enferma, según sus propias palabras, era una peligrosa concesión a su “edad”. Murió joven para nuestros estándares actuales, apenas a los 41 años. Quedan registros de su padecimiento, gracias a las descripciones que lleva…

Hablemos de BRIENNE

Hay spoilers.
Me gusta este personaje, como ya les he dicho.
No fue amor a primera vista, me costó bastante comprender a esta sufrida criatura nacida de la tormentosa mente de Martin , pues el primer acercamiento que tuve fue el de la serie y allí ese “Oh, es una mujer caballero” me interesó, pero no me impresionó. Creo que caí en el prejuicio de “la mujer guerrera  no necesita dejar de ser mujer para entrar al mundo de los hombres”, que a simple vista es lo que desafía Brienne, La Doncella de Tarth. Es la primera impresión y es totalmente errónea, porque lo que se intuye es la concepción superficial de que no debería dejar de verse como mujer, no el dejar de serlo.

Brienne recoge fragmentos de heroínas antiguas, como la mítica Atalanta,  cuyo rasgo compartido (el mas significativo) ha sido jurar que solo se desposaría con el hombre que pudiera vencerla. Esta tarea no resultó fácil en el caso de la virgen griega, y no sabemos si llegará a cumplirse  con la guerrera Brienne (será que …