“-Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca-protestó Alicia.
-Oh, eso no lo puedes evitar -repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca? -preguntó Alicia.
-Tienes que estarlo afirmó el Gato-, o no habrías venido aquí.”

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll.

sábado, 25 de octubre de 2014

Barsena, el Héroe y el Jabalí - Brienne, Jaime y el Oso.

Esto es un juego de paralelos que suelo hacer con la Saga. Generalmente son divagaciones mías, lo admito!!!
Pero teniendo en cuenta lo poco que paso por aquí últimamente, dejo un fragmento de uno de los capítulos de Dany en Danza de Dragones, donde se relata la pelea de Barsena "Pelonegro", intercalado con momentos memorables de Jaime y Brienne.
Como dice el mismo Martin en su texto: Todos los dioses son el mismo dios, y todas las hstorias son la misma historia.

*La multitud rugió cuando Barsena Pelonegro entró a zancadas en la arena, desnuda salvo por el calzón y las sandalias. ADWD

Ronnet el Rojo alzó el farol.
—Quería ver el lugar donde el oso bailó con la no tan hermosa doncella. —Con aquella luz, su barba brillaba como si fuera de fuego. A Jaime le llegó el olor a vino de su aliento—. ¿Es verdad que la moza luchó desnuda?
—¿Desnuda? No. —Se preguntó a quién se le habría ocurrido incorporar aquel detalle a la historia. AFFC

*Es la mujer más valiente que he visto. ADWD

– Cabalgó hacia nosotros valiente como ninguna, mi lord, exigiendo unas palabras con vos. ADWD

*—Hoy se enfrentará a un jabalí —anunció Hizdahr. ADWD

La tenían en el foso del oso. ASOS

*Un hombre quiso hacerse el héroe. ADWD

—¿Qué hacéis aquí?
—Una tontería. Poneos detrás de mí. —Se movió con cautela hacia ella y se interpuso entre Brienne y el oso. ASOS

*Se trataba de uno de los lanceros que habían salido a por el jabalí. Quizá estuviera borracho, o loco; quizá estuviera enamorado de Barsena Pelonegro en secreto, o hubiera oído rumores sobre la pequeña Hazzea; quizá solo fuera un hombre normal que soñaba con que los bardos cantasen sobre él. ADWD

—¿Ser Jaime? —Pese a las sedas manchadas y el encaje desgarrado, Brienne seguía pareciéndose más a un hombre con un vestido que a una mujer de verdad—. Os estoy agradecida, pero... ya estabais muy lejos. ¿Por qué volvisteis?
Se le ocurrieron una docena de réplicas ingeniosas, a cuál más cruel, pero Jaime se limitó a encogerse de hombros.

—Soñé con vos —respondió. ASOS

Hasta la próxima!


domingo, 19 de octubre de 2014

El planeta de los simios


Cesar.

La vez pasada fui a ver la última película de El Planeta de los Simios, y me gustó lo suficiente como para escribir sobre el asunto. Así que revivo un poco el blog, para que no parezca que dejo que se llene de telarañas.

La saga inicio con la novela homónima escrita por Pierre Boulle y publicada por primera vez en francés por la editorial Julliard en la década de los sesenta.

A finales de esa misma década fue adaptada al cine en la película dirigida por Franklin Schaffner. Todo el mundo debe recordar a Charlton Heston, vestido de Tarzán, y aquel final con la Estatua de la Libertad tomando a todos por sorpresa. Según la wikipedia, el impacto de la película generó numerosas secuelas, series de televisión, un remake, un reboot y varias series de cómics cada vez más alejados de la obra original (como se espera de las adaptaciones).

La distopía de un mundo dominado por otra especie había fascinado al espectador.

Yo llegué a ver la que dirigiera en 2001 Tim Burton. Definitivamente no fue lo que esperaba y entendí por qué muchos se habían decepcionado. Tal vez no ayudó que al director le dieran miedo los monos. Por mi parte, creo que estuvo pasable, con Mark Wahlberg, Tim Roth y Helena Bonham Carter, como parte del elenco principal.

Ari

Obviamente me enamoré de Ari, papel interpretado por Helena. Mucho dice de una actriz que disfrazada pueda hacer sentir tanto con los ojos.

En 2011 se estrenó Rise of the Planet of the Apes y en 2014 Dawn of the Planet of the Apes. Que tiene de diferente esta nueva serie de películas con respecto a las anteriores?

La perspectiva con que son narradas. Ya no es la visión humana simplemente, no es la tragedia de la extinción o la humillación del declive. Se vive este surgimiento de un nuevo orden a través de la óptica de los nuevos herederos de la Tierra. Son los simios quienes se vuelven verdaderos protagonistas y no solo los villanos de la historia.

Eso es lo curioso con la buena ciencia ficción. Le gusta hacerte creer que solo vas a pasar un buen rato, y luego, cuando te tiene atrapado, te parte la cabeza en dos y te obliga a pensar.

Nos adentramos en la primera parte de la historia a través de los ojos de Cesar, un simio nacido en cautiverio, y cuya madre había sido parte de experimentos genéticos mientras lo tenía en su interior. Así que al nacer, básicamente él estaba ya un paso adelante en la evolución de su especie. Es obvio que está hecho para gustarnos, es el héroe en el sentido más tradicional, aunque con un poquito más de cerebro que la mayoría. James Franco da una excelente contrapartida humana, como padre adoptivo y mentor.

Cuando llegamos a Dawn of the Planet of the Apes estamos frente a un escenario post-apocalíptico. Los virus utilizados en los experimentos con simios mutaron al punto de provocar una epidemia entre los humanos. No hicieron a la gente más inteligente lastimosamente, decidieron hacer lo usual, matarla. Los sobrevivientes, al parecer, resultaron ser genéticamente inmunes. Pero quedaron en grupos reducidos, diezmados y aislados por la enfermedad.

Cesar mientras tanto pasa sus días en una postal de National Geographic. La descripción de los albores de la sociedad simia está increíblemente elaborada, siendo, casi sin temor a equivocarme, lo mejor de la película. A quien engaño? Todos los segundos donde aparece algún simio es una delicia. Andy Serkis y los infernales efectos especiales hacen que Cesar cobre vida. Ni por un instante uno lo ve y puede dudar que sea un animal. Ni por un instante uno puede mirarlo a los ojos y dudar que sus emociones sean humanas.

Probablemente corresponda al héroe maniqueo, en un principio, y sean entonces los humanos los que aporten la gama necesaria de gris. Pero uno quiere que los dioses estén del lado de Cesar y que la patota de humanos deje de estorbar en la pacífica vida de esa cuasi tribu que lidera.

Lo más flojo de esta segunda entrega tal vez sea la contraparte humana, que ya no es tan carismática como en la primera. Jason Clarke, no da la talla como la conexión entre ambos mundos y aunque tenemos a Gary Oldman como el líder del último reducto humano en la zona, todavía está disfrazado del Comisionado Gordon, y no llega a impactarnos en toda su envergadura.

Por último tengo que mencionar a Kova, el segundo al mando de Cesar. Este pequeño monstruo nació para producir terror en el corazón de los hombres, literalmente. Es un personaje polarizado también, pero no por ello carente de cierto carisma malévolo.

Así que en dos muy buenas películas, tenemos el surgir de una especie y el declinar de otra, en medio de un mundo hostil, poblado de temor e incertidumbre, donde la única cosa cierta y real es la lucha por la supervivencia.

Al final ya no hay buenos y malos. Al final, siempre queda el gris, en medio de las cenizas que siguen al fuego de la destrucción.

Cesar y su segundo hijo.