“-Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca-protestó Alicia.
-Oh, eso no lo puedes evitar -repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca? -preguntó Alicia.
-Tienes que estarlo afirmó el Gato-, o no habrías venido aquí.”

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll.

jueves, 30 de enero de 2014

El Corazón de las Tinieblas.

"Creí que era una aventura y en realidad era la vida."
                                              Joseph Conrad


Este post es cortito, pero tenía que escribir algo sobre un libro, y elegí “El Corazón de las Tinieblas” de Joseph Conrad. Leí esta breve novela en el colectivo camino al trabajo el año pasado, y me encantó. Hay una gran sensibilidad en esta obra, hay magia del tipo que uno huele en la humedad verdosa de la naturaleza, en el origen del hombre, en todo lo que habita en la profundidad de éste como animal pensante y también como criatura mítica.


Polaco de origen, el nombre verdadero de Joseph Conrad era Józef Teodor Konrad Korzeniowski.  Británico por elección, no tuvo una vida nada fácil, aunque al parecer sí bien instruida, lo suficiente para convertir su pluma en una de las más vibrantes de la lengua inglesa.

Joseph Conrad

Un marino apasionado que plasmaba esta íntima experiencia en el papel, y nos legó una de las historias más contundentes de los albores del siglo XX: “El Corazón de las Tinieblas”.

Esta novela está ambientada en el Congo, bajo el yugo colonial. El narrador, Marlow, se embarca en un viaje, que lo lleva a tocar suelo africano, y a conocer el verdadero significado de la oscuridad, siguiendo los pasos de un hombre llamado Kurtz.

La muerte y la violencia son hechos cotidianos de este nuevo mundo que rodea a Marlow, que lentamente intenta envolverlo en su hedor corrupto. Pero esta corrupción no pertenece a esa tierra ni a sus nativos, es un mal adquirido, una “enfermedad” del hombre blanco.

Kurtz es la representación de ese “corazón oscuro”, de los monstruos que se esconden bajo la piel del hombre “civilizado”. Kurtz es un ángel caído que fascina a Marlow en un principio, e indefectiblemente a nosotros. Como el protagonista, también vamos tras su pista, tratando de conocer su faz.

La película de Coppola está basada en la novela.

El comercio del marfil es el detonante de toda la maquinaria que se encarga de engullir a las almas que caen en sus engranajes. La gran víctima es el hombre negro, obligado por una legalidad injusta, apoyada en el poder de la fuerza, a doblegarse ante la dudosa supremacía moral ostentada por los colonizadores europeos.

Este libro tiene una gran fuerza narrativa, imágenes que se impregnan en nuestra mente, como aquella en donde la selva, y la naturaleza misma, es representada por una mujer nativa elevando los brazos en reproche y también en súplica.

Pelicula de 1993 con John Malkovich.

Aun hoy, muchos afirman que el Congo descrito por Conrad no ha desaparecido. La devastación que el colonialismo trajo a esa tierra es contundente. E igualmente se extiende a ese vasto territorio que el ser humano se ha encargado de arrebatarse a sí mismo una y otra vez, por la imposición de una civilización sobre otra.

Lean esta novela, es impresionante.


Que es lo que uno encuentra en las oscuras tinieblas?

Solo El Horror!



12 comentarios:

  1. la libertad, porque Kurtz abusa de los supuestos salvajes, pero en la jungla ha encontrado la libertad más peligrosa la que le permite dejar atras moral y civilización y vivir sus instintos más primarios. De alguna manera la libertad de Kurtz provoca el dolor y la esclavitud de otros y esa es mi lectura de Conrad, que la liberación de algunos implica la sumisión de otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si tu post está completo, pero es muy interesante que menciones lo de la libertad.
      La liberta se dice que es una cualidad inherente al ser humano al ser humano, y también inalienable. Pero este concepto abstracto a su vez tiene limites. La libertad tiene limites? Si, aquellos autoimpuestos por nuestro conocimiento del bien y del mal, de la responsabilidad sobre nuestros actos y de la convivencia en una sociedad. No podemos ejercer nuestra libertad plenamente si coartamos la libertad de otros. La libertad nunca puede ser enemiga de la igualdad.
      La "civilización" puede a veces confundirse con lo que decía Pearl S. Buck, esas pequeñas cadenas invisibles a los que estamos atados :)
      Kurtz se estableció como una deidad, como un ente superior en medio de una etnia, a la que subyugaba por medio de la ignorancia, la fuerza y el temor, no exento de una fascinación repugnante.
      La pregunta es si se puede ser libre cuando uno desata sus propios demonios, a un punto que sabemos, no podemos controlar :)

      Eliminar
    2. Era una respuesta a tu pregunta de que uno encuentra en las oscuras tinieblas. Algunos quedamos atrapados, ortos atrapan un poder que no tendrían en la luz del mundo civilizado y eso los hace libres..de esclavizar a otros.

      Eliminar
  2. Pues le agradezco mucho la recomendación, porque no lo había leído, y lo que comenta me parece apasionante. Queda anotado, muchas gracias.

    Feliz día, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Madame por visitarme, por cierto, ya pude en marcadores los posts sobre los niños de la Torre =)

      Eliminar
  3. Este libro lo leí por primera vez en una colección llamada "biblioteca Borges" o algo así. Pensé que si le gustaba a Borges tenía que ser bueno, y acerté.

    Eso sí, de todos los libros de Conrad que he leído, siempre me he quedado con la impresión de que la pobre gente a la que Marlow pilla por banda para contarle su vida debe estar deseando ahogar al bueno de Charlie por pesado. XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Condesa?
      Conrad escribe muy bien realmente, tengo la sospecha de que sus pobres oyentes terminaban con copas de mas por su culpa XDDD
      Borges! Torturador de mi juventud, lo adoro! Por su culpa tengo alma de bibliotecaria!

      Eliminar
  4. Conrad es uno de mis pendientes... y leyendo tu reseña más ganas me dan de conocer su obra. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué gusto volver a leerte, Damablanca! En realidad hace rato que debí leer este libro y gracias a tus palabras, creo me aventuraré pronto a ello. Ojalá vuelvas a escribir pronto y más seguido (por cierto, yo ahora por fin disfrutando "Festín de Cuervos" ñam, ñam, ñam)

    ResponderEliminar
  6. Hola Elwin!
    Gracias, es tan bueno que alguien te haga sentir así, con ganas de darle algo mas que leer =)
    Ojala pudiera escribir mas seguido, pero la vida aprieta un poco.
    Festín! Siiiii. Yo ya empecé de nuevo Tormenta, hay que placer.
    Gracias por pasar por aquí ;)

    ResponderEliminar