“-Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca-protestó Alicia.
-Oh, eso no lo puedes evitar -repuso el Gato-. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca? -preguntó Alicia.
-Tienes que estarlo afirmó el Gato-, o no habrías venido aquí.”

“Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Juego de Tronos y el sexo.


"Tenemos sexo porque nos conecta con la pareja, sentimos y nos gusta. A menudo, el placer se ve como algo malo y sin embargo, es lo que todos buscamos."

Alessandra Rampolla, sexologa.


Desde que salieron los primeros promocionales de la serie “Juego de Tronos” surgió en mí una inquietud en la que no había ahondado realmente, hasta toparme en Asshai con seguidores que reclamaban en uno de los hilos del foro, que las escenas de sexo y los abundantes desnudos eran innecesarios para contar la historia de la Saga de “Canción de Hielo y Fuego”, que como desde luego ya saben, tiene a G.R.R. Martin como autor.
Cersei y Myranda?
www.asshai.com

Me sorprendió esto, debido a que en el libro no escasean las escenas de esa índole, que aparecen con tanta naturalidad como las descripciones que el autor hace de los platillos que se degustan en Poniente o la gama de bebidas con que los personajes ahogan sus penas o las festejan. Pero una cosa son los libros y el mensaje literario, y otra muy diferente, ver plasmado en personajes de carne y hueso, actos que se encuentran confinados al ámbito privado. O que al menos desearíamos que así fuera.
La discusión se dividió entre aquellos que defendían la aparición de estas escenas porque las consideraban entretenidas, aquellos que consideraban que eran ofensivas o ridículas al punto de cortar la fluidez de la historia, y por último los que pensaban que las escenas en sí eran aceptables si es que la trama justificaba su presencia. Luego devino todo en un polvorín, haciendo honor a nuestra innegable humanidad, y fue mejor abandonar el hilo antes de que corriera demasiada sangre.

Dany y el Khal, luego del amor conyugal.
zonafandom.com

Hay varios puntos que me interesaron.
Primero, me sorprendió que en los umbrales de la tercera temporada todavía existieran fans, tanto de la serie como de los libros, incómodos con la incorporación de las escenas con un fuerte contenido sexual en la producción. De hecho, cuando empecé a ver la serie, suponía que al ser una serie de un canal privado, tendría la etiqueta “para adultos”, lo que significaba la presencia de escenas fuertes tanto de violencia como de sexo. Las imágenes del primer tipo me impresionaron bastante, fue básicamente iniciarme en la estética gore, a la que apenas había prestado atención como componente de otras series o películas. Y teniendo en cuenta todo lo que se ve ahora, tres años después… la primera temporada, como el libro, fue la más suave. También puedo decir que estaba escapando de las series para “toda la familia”, que se destiñen en temas trillados y rebosan estereotipos, donde al final todos terminamos el día merendando leche con galletitas. Hemos salvado al mundo y jo-jo-jo. Pero, sinceramente, yo estaba preparada para el sexo. Sí, señor, como niña exploradora. Y sabía también que no sería muy beneficiada, porque existe la innegable verdad de que el sexo que nos venden los medios está dirigido en su mayoría para un público masculino. La ley del embudo, como una vez me dijo Madame.
Segundo, me pareció bastante curioso el punto de que el sexo debía justificarse para aparecer en la pantalla. Por ejemplo, desde la óptica literaria, nunca me había puesto a pensar en que tan necesario era describir una escena erótica o explicita al contar una historia. Por los tipos de libros que he leído siempre asocie estos fragmentos a la necesidad de describir a los personajes en un ámbito intimo, como un legitimo recurso de expresar emociones y sensaciones que pudiera comprender el lector, porque las ha experimentado también, como el amor, la lujuria, el placer, la insatisfacción o la soledad. Y no debería plasmarse de igual manera tanto en la televisión como en el cine? Lo sé, ese es un enfoque ingenuo. Y también está ligado como el primer punto al sgte.
Porqué la sexualidad es enfocada de diferente manera entre los géneros? Como es obvio, esta diferencia no es exclusiva de los medios audiovisuales, pero nunca, como en nuestra época se ha discutido (y se ha prostituido) su problemática. La mujer es víctima de un fenómeno de subordinación, en la que en muchos casos es reducida a un mero objeto. Pero el hombre como supuesto ente ejecutor, está libre de esta victimización?
Hablemos en primer lugar de lo que se entiende por  “erotismo” y “pornografía”.
El erotismo, según un viejo diccionario que tengo se define como: “la búsqueda diversa de la excitación sexual”. Además lo erótico se relaciona con el amor, también con el goce sexual.
La pornografía en cambio, se define como: “la representación de los actos sexuales en obras literarias, artísticas o cinematográficas”. Y esta representación es realista y cruda.
Lo erótico es lo que se insinúa o promete, y a veces incluso, se expresa también en los juegos sexuales o la aclimatación previa a la concreción del acto carnal. Lo erótico en nuestra mente, y bajo la luz de conceptos sociales y morales, es más aceptable que aquello que se considera pornográfico. Este último es utilizado como insulto, y se endilga a una obra de la que se considera carente de buen gusto, u ofensiva a ciertos valores o estándares. Lo erótico se alimenta de nuestra imaginación, que llena los huecos que nos deja esa representación inconclusa de la sexualidad. Lo pornográfico arranca ese velo (que apenas llega ya a retazo en estos tiempos) y nos plantea una representación mas “real” , nos da una concreción material del sexo.
Pero si ambos buscan la excitación de su público, que tan tangible es la delimitación que existe entre estas dos expresiones?
Dentro de la pornografía existe una corriente denominada softcore, que es tan común en el medio audiovisual cotidiano que incluso yo llegué a considerar más bien de tinte erótico. En el softcore se representa el coito, pero no de forma explícita. Sabemos que los personajes lo están haciendo, pero los actores no. Vemos parte de sus cuerpos, pero no su totalidad, no siempre, y si esto ocurre es probable que sea la mujer quien aparezca en todo su bello esplendor, y el hombre… pues no. Y no porque no sea bello también.
Gwendoline Christie(vistiendo el negro)
wikifeet.com

La concepción del desnudo como parte del lenguaje erótico, muestra una divergencia en cuanto se aplica a la representación del hombre con respecto a la mujer. En nuestra sociedad, que sigue siendo patriarcalista,  persisten  estereotipos que marcan las pautas de lo que se considera “normal” o “natural” dentro del comportamiento sexual y el rol que cumplen tanto la mujer y el hombre dentro de este comportamiento. Y también vivimos en una sociedad de consumo, donde para nuestra desgracia se ha deshumanizado la concepción del cuerpo y se ha reducido su valor al de una mercancía. El cuerpo vende y se vende. La publicidad es reflejo de esta realidad. Reflejo y promotora?
Pero sería engañarnos si pensamos que la cosificación de la mujer es un fenómeno contemporáneo. La problemática de la mujer como objeto cuya mera función es la de llenar las necesidades del hombre es tan vieja como el inicio de la civilización, y su más vívido ejemplo se encuentra en el desarrollo de la prostitución a lo largo de la historia y en la concepción de la mujer sumisa (carente del impulso sexual por sí misma, aunque eficiente hembra reproductora), como reflejo del éxito masculino.

Ross, una de las prostitutas de la serie
elantepenultimomohicano.com


Pero… siempre hay un pero. La mujer ya no está sujeta a la imposición de roles de nuestra sociedad, o al menos ya no es tan vulnerable como lo era antes. El feminismo (que NO es mala palabra si no se radicaliza), la liberación sexual, la búsqueda de la igualdad y la tolerancia, y todo ese inmenso etc., etc., etc., que suena a discurso y propaganda de movimiento de los derechos de género, ya se,  ha ayudado a la inserción de la mujer a la sociedad, como un ser independiente, con poder adquisitivo real, y con avidez de consumo. Entonces si el cuerpo femenino se vende a un público masculino, la misma dinámica puede dar en el sentido contrario. El cuerpo masculino también puede ofrecerse a un mercado en el que las mujeres son potenciales consumidoras.

Nikolaj Coster Waldau(es lo mas destapado que encontré)
coolweakspot.wordpress.com

Eso realmente es bueno? La respuesta a la mujer objeto es el hombre objeto?
En una vieja entrevista que leí hace tiempo, se les preguntó a diversas estrellas de Hollywood, que pensaban sobre el desnudo femenino. Se refirieron a éste como fuente de inseguridades lógicas, pero también como una exaltación plausible y artística de la belleza. El cuerpo femenino es hermoso. El humano es hermoso. Pero cuando se les interpeló sobre el desnudo masculino, la respuesta fue diferente. Y no se ahondó en inseguridad alguna ni en la exaltación del cuerpo humano, como en el caso anterior. Uno de los actores dijo: “lo que es bello para la mujer, no lo es para el hombre”. Así de sencillo. Por qué esa incomodidad hacia el desnudo masculino? Por qué las reglas deben ser diferentes?
Y ahora que el desnudo masculino empieza a aparecer(a cuentagotas), todo se lo debemos a que simplemente somos “la nueva generación”, como cantaba Annie Lennox, pero sin revolución alguna?

Vaya, las cosas en que uno piensa cuando ve la tele.

Créanme, esto continuará…

21 comentarios:

  1. Lo único más quejica que un fan es un español, y lo único más quejica que ellos es un fan español (como somos la mayoría en asshai).

    Antes de que comenzara a rodarse la serie, alguien abrió un hilo preocupadísimo por si no se atrevían a sacar tanto sexo en la tele como sale en el libro (yo misma lo enlacé en el hilo de la tercera temporada XDD). Ahora todos los lloriqueos van en la dirección contraria.

    El problema es que muchos creen que las escenas de sexo, sobre todo las inventadas por los guionistas (coffcoffRoscoffcoff) le quitan tiempo a cosas más importantes, como su adorado SanSan, todo el trasfondo sobrenatural de la saga, o el presupuesto para batallas. En mi opinión, están equivocados, pero ya lo desarrollaré mejor en mis comentarios a la serie cuando comience la temporada (¡¡solo diez días!!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otro post hablare sobre las escenas suculentas de las temporadas anteriores, a ver por qué tanto revuelo.
      No se si es cuestión nacionalidad, no es que se faltaran al respeto(como yo se que puede pasar) pero realmente la discusión se convirtió en "uds. vírgenes moralistas lectores de la saga" y "uds. post-serie pornógrafos de entendimiento promedio", que mejor hablamos de otra cosa =)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre tu último punto, me da risa y tristeza pensar en lo que se luchó en su día, en lo que luchamos las feministas por erradicar fallas masculinas. ¿Y todo para qué? Para que las mujeres del Siglo XXI hayan hecho suyas esas mismas fallas. Creer que la solución a la cosificación de la mujer es objetizar al hombre es como decir que si pudiéramos robar, matar y violar impunemente, estos crímenes deberían borrarse de los códigos legales.
      Sobre las guerras en contra de la pornografía del cable, parecen absurdas porque son batallas perdidas. Pero como toda causa pedida, los opositores deben seguir haciéndose oír. Es una cuestión de principio. No debe quedar la impresión que too el mundo esta cómodo con ese “status quo”.
      Comenzaste tu excelente artículo, Reina Lu, con una cita sobre el placer. El sexo en si no da placer, hay factores dentro de lo que cabe bajo “sexo” que nos son placenteros y esos factores varían de individuo a individuo. Algo que exaspera a los medios de comunicación y a los publicistas. Por eso lo erótico es siempre algo muy personal. A mí, por ejemplo, los desnudos no me parecen eróticos. La gente se ve tan vulnerable, tan como gato mojado u oveja trasquilada. Y verle las nalgas a la gente siempre me hace pensar en mandriles. Por eso prefiero los desnudos frontales. A mi bienamado Gran Danés lo he visto por delante y por detrás, pero (y no miento) verlo darle un beso a alguna dama en pantalla (no a Clive Owen) o un close up de sus manazas e imaginarme lo que pueden hacer ya me hace perder conciencia de tiempo y espacio.
      Una palaba sobre desnudos en GOT. Cuando Hodor se sacó los pantalones fue una escena necesaria y jocosa, al como lo exigía el libreto. Ros sin ropa es absolutamente necesaria, pero como heterosexual nunca me han excitado las escenas del burdel de Meñique y la polémica escena de Joffrey y sus “regalos de cumpleaños” me dio ira aunque estoy segura que a muchos los debe haber dejado turulatos de placer.
      Una última palabra sobre desnudos. Yo sé que cuando Lady Melisandre salió desnuda en esa escena tenebrosa del parto de sombras, mas de un admirador (a) de Carice van Houten debe haberse relamido como el Lobo Feroz. Yo, la primera vez, pensé que parecía un cuadro de Odilon Redon (u otro pintor simbolista), pero luego, como a Ser Davos, me atrapó el terror y ya me olvide si andaba vestida o en bola. La segunda vez, ya más tranquila, pensé que la holandesa nunca había parido y que los ayes de parturienta le salían muy mal. Y a la tercera caí en que esa panza era de utilería, que tal vez todo el cuerpo estaba bajo capas de hule y maquillaje, que no era ella, que a lo mejo hasta traía los calzones puestos.
      ¿Por qué menciono a Melisandre? Porque después de dos temporadas y diez capítulos pletóricos de sexo fuerte, solo hay una escena que me pone a mil. La escena en que Stannis y Melisandre fabrican a la sombra. Ahí realmente dejé de ser voyeur para pasar a ser participante. Esa es mi medida para lo erótico, la identificación, dejar de ser solo la fisgona en la ventana y pasar a ser uno de los miembros de la pareja. No me importó que Stannis ni se sacara el abrigo, yo era el Hada Roja patiabierta en la mesa con un rey adentro. Hasta sentía esos barquitos de juguete de la mesa enterrados en la espalda. ¿Pero cuánta gente llega sentí ese nivel de identificación con las escenas de sexo de la serie?
      Ultimo, el sexo en la obra martiniana es una constante ¿pero es realmente erótico? Pensemos en la noche de bodas de la falsa Arya, hay mucho sexo gore en la obra. A Martin le gusta la yuxtaposición de Eros y Thanatos. A mi no me excita casi nada sexi en su obra, ni la noche de bodas de la Khaleesi, ni la perdida de virginidad de Jon, ni el encamamiento de Cersei con Taena.
      Lo único que me ha resultado erótico en la saga es lo de la Tina de Harrenhaal (por razones que hemos discutido “Ad nauseaum”) Y (para que vean que también puedo ser pervertida), la ultima vez que Jaime Cersei hacen el amor, ahí en la capilla delante del cadáver de Joffrey.

      Eliminar
    2. Hablando del tema!!! min 00:18!!
      OMGGG ahora sí que morí!!! :D

      http://www.youtube.com/watch?v=6pR1kjJBE_s&feature=share

      Eliminar
    3. Male, yo también considero terrible que las personas terminen reducidas a meros juguetes, despojando algo tan vital como el sexo de su enervadura emocional. El sexo sin emociones es como el acto de respirar de un paciente en coma, apenas un acto mecánico.
      Con respecto a las escenas del libro, mmm, si hablamos de sexo duro, me gustaron algunas escenas de Asha=)
      Con respecto a la escena del baño, para mi es bastante ambigua. Aun cuando el Matarreyes se dedica a describir a Brienne por partes, a deconstruirla hasta tener esa reaccion "accidental" de su cuerpo... hay varios puntos que evitaron que yo pudiera sentir que era definitivamente una escena erótica (tal vez porque ella no participo activamente jiji).
      Con respecto a la escena del septo... me sentí triste, porque me pareció un acto fallido, ademas el cuerpo allí me dio repulsión. Tienes razon cuando dices que es dificil pasar de vojeur a sujeto activo de la escena. Para mí tiene que ver con sentir empatía por la pareja, cosa que no me pasa con Cersei y Jaime. Ni con Robb y Talissa, que me aburren.
      Cuando realmente me gusta una escena es cuando de verdad quiero que estén juntos, porque simplemente se aman(soy peor que Bri en estas cosas), y no solo porque les toca. Aunque hay gente a la que le hace falta porque sí...
      La escena de Meli en la serie muy buena, conste que el personaje no me atrae por su fanatismo ignífugo y Stannis es un bodoque en le libro, muy paisano de la doble moral.
      Hay muchos "cuadros" en la serie, y Ross forma parte de mis favoritos.

      Eliminar
    4. ANAAAA, yo que pensaba que la fiebre me había bajado, que que podía meditar sobre las cuestiones normales de la vida, y zas, aparece esto..."no elegimos a quienes amamos...", ahhh, que ganas de verlo.
      Y la escena del baño?
      Estoy siendo inconscientemente sexista?

      Eliminar
    5. A mi la escena de la tina me funcionó solo despues de leer la reacción de Bri en Festín de Cuervos y como la evoca. En cuanto al sexo en el velorio, confieso que me identiiqué más con Jaime que con Cersei. ¿Robb y Talisa? Bostez, Bostezo. Lo bueno de la escena de Meli es que no está en el libro. Es la interpretación Weiss&Benioff de esa pareja que los hace tan sexis y , por supuesto, los actores..

      Eliminar
    6. Ay esta Moza, yo veo interpreto que es muy apasionada en lo que hace, pero Santísimo Sacramento, todavía es tan ingenua. Que interpretación le darán estos Weiss&Benioff?

      Eliminar
    7. A mi la escena de Stannis y la Meli en la serie me hizo sentir muy incómoda porque no podía parar de pensar en todos esos accidentes geográficos del mapa clavándosele a ella en el culo y la espalda, y en el daño que le harían.

      Lo de Robb y señora, antes de verlo me hacía ilusión, me parecía buena idea darla un poco más de argumento que "estaba deprimido y ella me consoló". Pero la forma de contarla en la serie me pareció horrorosamente cursi. El momento en el que vuelven paseando "heidisilvestremente" del Risco, con Bolton y un par de guardias de carabinas es tan empalagoso que si llegan a ponerle de música de fondo "Greensleeves" con ocarina, entro en coma diabético...

      La escena de la bañera no creo que tenga la intención de ser erótica, lo importante ahí es lo que explica Jaime, y lo que me voy a reír imaginándome las caras de la gente que no ha leído el libro cuando lo oigan.

      Por cierto, una escena que me habría gustado ver y que me escamotearon: Ned desnudito mirando por la ventana en el primer capítulo (igual fue cosa de Sean que se puso coqueto...)

      Eliminar
    8. Uy, esa mesa toda bien preparadita, te imaginas que cada vez que repetían "la subida" había que rehacerla? Jaja.
      Lo de Robb y Tali... que te puedo decir, falló la personalidad de la chica, para mi era como juntar las historias de las chicas que ya conocemos de la saga y convertirla en una ensalada¡ Pobre niña rica que no sabía coser! Y blabla-blablita. Incluso cuando se conocieron esa proposición de antagonismo me irritó. Como le hablas a un rey? Así de entrada le mandas a darse tres vueltas porque el hace la guerra y a ti te gusta mas la paz?
      Lo de Jaime y Brienne en los baños de Harrenhal... cuando leí la escena, tuve que hacer pausa, porque en cualquier serie que yo haya visto, y en ese instante leyendo un libro tuve que buscar referente en la ficción televisiva, generalmente cuando la cosa es inocente es la chica la que encuentra la niño en pelotas bañandose. Mas bien concluye en alguna disculpa embarazosa o chiste zocarrón. O termina en una consumación y ya.
      Pero que se te meta a la bañera, sabiendo que no eres de las chicas mas liberales de la comarca, y que aun no se había firmado ningún armisticio de paz (entiendase salvarte de algún animal salvaje), me pareció una reverenda patotería a la privacidad de la Moza. Es que no la podía dejar en paz ni así?
      Luego me daban ganas de meterle el jabón a la boca por la forma en que iba despedazando a Brienne con su descripción. Y lo de Renly... no, es que yo no me levantaba, me abalanzaba sobre él y manco o no, terminaba el trabajo que empecé antes de los Titiriteros.
      Me pregunto como van a hacer para que la gente no se distraiga de lo que está diciendo, porque ambos van a estar desnudos, aunque sea simulado.
      El primer shock va a ser ese con la escena, ahí cuando se recuperen, van a entender de que diablos está hablando el Matarreyes. Espero que a la Gwen no la dejen parada como boba frente a él, porque va a pescar un resfrío.
      Martin me descolocó con lo de la erección, que quieres que te diga... que necesidad había de ponerla ahí. Por ejemplo la que sufre en el sueño se entiende, pero la de la bañera... empaña mi visualización de una escena intima, pero no necesariamente sexual. Habría que dado igual de bonita. Ya sabemos que la Moza en niña, no era necesario mas. Y si es por decir que Jaime es humano y ni aunque le guste la chica igual responde... adiós baños unisex pues.

      Eliminar
    9. Ah, me olvidaba lo de Sean, pues no solo la escena donde estaba desnudo, sino donde hacía el amor con Cat, pero como los actores ya eran mayores supongo que no la pusieron por eso.
      No se si Sean estaba en suficiente forma para mostrarse. Supongo que cuando tienes caché puedes elegir decir que no.

      Eliminar
  3. Creo que es un poco ridícula la polémica que se ha montado en torno al sexo en Juego de Tronos. A mi particularmente me trae sin cuidado que aparezca o no, yo no veo la serie por eso, pero tampoco creo que se le esté dando tiempo a esas escenas para restárselo a escenas importantes de la trama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He ahí la cuestión.
      Somos tan diversos, que hay a los que ni les va ni les vienen estas escenas, a los que les ofenden y a los que les gustan. Yo creo que la discusión siempre es sana, dependiendo por supuesto del enfoque que estemos dispuestos a darle y de si estamos dispuestos a ser tolerantes=)

      Eliminar
  4. Ufff... qué quieres que te diga, yo paso de ser una muñequita Sarah Kay a una... iba a poner voyeur, pero en realidad sería el equivalente en "lectora", de lo más insaciable.
    De una cosa estoy segura: si es visual, prefiero la insinuación a que me muestren la anatomía en pleno. Debo ser chapada a la antigua, pero de un muchacho mostrame la espalda, no un frontal. Y no es por pacata, sino porque estéticamente me gusta más la espalda... el cuerpo de la mujer es, a lo mejor, más armónico para verlo (siempre que no empieces a hacerle tomas ginecológicas, digamos...) Pero qué se yo! Es algo tan personal! Se supone que después de 17 años en pareja y dos hijos, ya nada debería escandalizarme (y no lo hace), pero sigo siendo tan poética a la hora de "mirar"...
    En cuanto a la serie (y al cine - TV en general), las escenas íntimas no me molestan en la medida que hagan al contenido de lo que se está contando. A veces son absolutamente necesarias, hacen a la historia y si se eluden se pierde mucho... otras veces son mero entretenimiento visual para el que gusta de estas cuestiones...
    En fin, que a mí me resulta mucho más "energizante" esta escenita que anda circulando, de Jaime hostigando a la Moza con los gustos de Renly, que cualquier desnudo que me puedan mostrar, jajaja!
    Muy bueno tu artículo, y enhorabuena que te hayas metido en un tema que podría ser más que escabroso. Esas son mujeres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas en la que me meto jaja!!!
      Yo me pregunto si no será cultural, porque estamos mas acostumbradas al desnudo femenino que al masculino, pensamos que el cuerpo de una mujer es armonioso, pero el de un hombre completamente desnudo se nos antoja... agresivo, procaz, como despojado de dignidad. Hasta feo. Aunque igual de incomodo puede ser la foto de la entrepierne de una chica. Eso no nos parece natural. Nos parece grotesco.
      Ese acercamiento, uff, es para calentar motores. Hay tanto tensión ahí. Me encanta la pasión que ponen ambos actores, eso se nota. Ay, ojalá esto salga bien en la serie. Si es así, auguro fotos de Tv guide para la Moza jaja!!!!

      Eliminar
    2. Es que, justamente, está tan bien trabajada la línea del equívoco! Si desde ahí tanto puede romperle la boca de un sopapo como rompérsela igualmente, pero de un beso... si fuera la Moza, haría las dos cosas y creo que exactamente en ese orden, jajaja!

      Eliminar
  5. Felicitaciones, Damablanca, por tan inspirado texto, el cual incluso no sólo lo encontré inteligente e interesante, si no bello. Concuerdo en muchos aspectos con lo que aquí afirmas, si bien creo que hace rato producciones para adultos de canales privados como HBO, hace rato que muestran sin tapujos que la desnudez masculina también es hermosa, como "comercial"; en este sentido te recomiendo mucho la galardonada serie "Oz" del mismo HBO. En cuanto a las incomodidades de algunos con las escenas de sexo del programa, pues ello bien responde a una que otra neurosis del público incapaz de asumir que el sexo no es algo pecaminoso en sí mismo (además se supone que la serie de "Juego de Tronos" desea ser una fiel adaptación de los libros, siendo que para ser sinceros en el programa el sexo no es nada comparado con la mente "calenturienta" de su autor). Cariños desde Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, en los cinco libros no da respiro. A veces es como para sacar pañuelitos.

      "Oz" me suena...

      Lo curioso es que he visto de HBO Roma y Juego de Tronos y esos desnudos no me han "inspirado" por decirlo de alguna forma. Y conste que muchos creen que es el sello particular de la cadena exponer tanto sexo en sus espectáculos. Yo creo que tienen muchas limitaciones y no son tan valientes como nos quieren hacer creer=)
      Saludos!!!!

      Eliminar
  6. Espera a ver "Oz" ya cambiarás tu opinión, je.

    ResponderEliminar